jueves, 14 de noviembre de 2013

No vayas hacia la luz

Hoy te busco en los ladrillos de una facultad cualquiera. En las letras de un libro electrónico. En las varas de un teatro. Hoy te espero, al abrigo del silencio, donde nadie se equivoca. Donde nadie aprende. Ayer creía tenerte. De igual a igual. A cielo abierto o en una habitación oscura. Entre los jirones de una bandera que olvidé ondear o bajo carteles que no se leen. He pasado cinco años olvidándote, lenta e indiferente. Observando cómo caen las hojas de los libros de mis estanterías. Pero hoy vuelvo a buscarte, de entre todos los años elegí éste. Hoy quiero tenerte a mi lado, quiero saber pensarte. Quiero poder gritarte. Hoy te busco entre los huecos de mi pensamiento, en los discursos de mis compañeros. Y hoy, más que nunca, y veinticuatro años han tenido que pasar para darme cuenta, te necesito.

Hazme libre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada