viernes, 17 de abril de 2015

Hoy

Hoy he descubierto, como ya sabía pero había olvidado, que, contigo o sin ti, la vida sigue. Para todos. Hoy he vuelto, un rato, a ser Spirale, y como siempre que vuelvo me siento en casa otra vez. La vida sigue. Se ve en sus ojos, en sus caras y sonrisas. Se ve en los decorados que surgen de nuevas esquinas. En sus gestos, palabras sin palabras, sin más voz que la fuerza de las manos. Hoy quiero ser un poco como todos ellos. Dejar, por un día, de sobrevivir para vivir. Con una sonrisa descontextualizada, un paso de baile recién aprendido. Un contigo cantado. Un futuro que acaba en junio. O que empieza en junio. Hoy quiero volver a reír a carcajadas. Incluso rodeada de recuerdos. O, precisamente, rodeada de recuerdos. Hay cosas que hoy no cambian, aunque la vida siga. Y otras que lo hacen muy despacio. Como esa amistad que se colmata de experiencias y tormentos compartidos, a dos millas de distancia.
Que no se gasten los abrazos ni las sonrisas. Que los siga encontrando en mi vida. A todos. Ser gotita. Ser hipopótamo. Ser Pilar. O ser María. Pero ser con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada